FANDOM


En este primer juego de la saga el Príncipe se encuentra en medio de la invasión a la India por parte del ejercito persa; en el trayecto conoce al Vizir, un traidor que ayuda a los persas pero en verdad busca quedarse con las Arenas, el Príncipe consigue la Daga del Tiempo e ingenuamente libera las arenas, y cae sobre él su maldición resumida en esta frase: Todo aquel que abra El Reloj de Arena y libere las místicas Arenas del Tiempo tendrá que morir tarde o temprano. En su camino conoce a Farah, princesa de la India quien lo ayuda a enfrentarse a varios peligros; aunque el Príncipe desconfía de ella y de sus intenciones tras ser engañado por el Vizir; finalmente llega al lugar donde esta el Reloj, pero duda una ultima vez de Farah y son sorprendidos por el Vizir, echándolos del lugar, tras esto el Príncipe se duerme y Farah aprovecha la ocasión para conseguir la Daga. Tras despertarse el Príncipe va en busca de ella cuando la encuentra rodeada de enemigo; sosteniéndose por la empuñadura de la Daga, Farah se deja caer. Pero el Príncipe, consigue escapar de su destino a morir en el palacio de Azad volviendo a encerrar las arenas en el Reloj generando un gran retroceso del tiempo, con lo cual regresa hasta antes de empezar el ataque a Azad y así evita que todo pase, advirtiendo a Farah, quien no lo recuerda, y asesinando al Vizir.


Descripción en este juego[1]Editar secciónEditar

En el primer juego es joven y apuesto. Al principio lo encontramos con una vestimenta muy diferente a la de la demás soldados persas, remarcando su posición de príncipe pero en el transcurso la pierde por pedazos y finalmente se encuentra sin ninguna prenda sobre el torso. Se distinguen un cabello un poco largo y algo de barba pero aun manteniendo una apariencia muy jovial.


En Prince of Persia: El Alma del Guerrero[2]Editar secciónEditar

Tras evitar su muerte en los sucesos de Azad, el Príncipe es perseguido por una bestia temible e inmortal: el Dahaka, quien es en verdad en guardián de la Línea del Tiempo y quiere "reparar" el daño hecho por el Príncipe, El Príncipe vive 7 años atormentado y perseguido por esta criatura. Gracias a un sabio anciano, el Príncipe descubre la naturaleza del Dahaka y también se informa sobre un misterioso lugar: La Isla del Tiempo, el lugar donde las arenas fueron creadas y de donde el Majarajah de la India las robo; el Príncipe en un intento por cambiar su destino viaja a la Isla con la intención de evitar que las Arenas sean creadas y así deshacerse todos los sucesos que vinieron después.

En una noche de la travesía, la nave del Príncipe es atacada y abordada por otra,tras el ataque el Príncipe llega a la Isla completamente inconsciente y despierta en sus costas,, abriéndose camino a través de portales del tiempo, encuentra a la misma mujer que ataco su nave junto con otra a quien salva de la muerte asesinando a la primera, ella se introduce como Kaileena, una sirvienta de la emperatriz, el Príncipe le pide que le ayude pero ella lo evita diciéndole que se vaya, finalmente la vuelve a encontrar y ella le explica sobre las torres que activan los mecanismos para abrir el salón del trono, tras hacer esto; el Príncipe finalmente descubre que es en verdad la Emperatriz del Tiempo.[3]El Príncipe en El Alma del GuerreroAñadida por SandWraith

Tras matarla, el Príncipe descubre su error al darse cuenta que a la muerte de Kaileena las arenas se crean, y el Dahaka aun sigue en su busca. En un momento el Príncipe se siente totalmente fracasado y amargamente se rinde ante su destino, pero descubre escritos del Majarajah que hablan de un artefacto conocido como La Máscara Espectral el Príncipe va en busca de esa máscara, al encontrarla la pone en su rostro y se convierte en el Espectro de Arena; una criatura con una aterradora forma de un cadáver medio descompuesto y descubre también que es la misma criatura que el varias veces vió en su trayectoria dentro de la isla y que después murió a manos del Dahaka, lo que alerta al Príncipe pero igualmente continua su viaje; retrocede en el tiempo hasta antes de su propia llegada a la isla, tras hacerse camino hasta encontrarse con su "otro yo" y haciendo que sea atrapado por el Dahaka, creando una paradoja que cambia la historia por que el Príncipe jamas mato a la emperatriz, no fue a las catacumbas, nunca se puso la mascara y el espectro no debería existir; así finalmente se libera de la mascara y lleva a Kaileena al presente, en medio de la discusión el Dahaka aparece y dirige su atención a Kaileena ignorando al Príncipe, este, lleno de valor lo ataca con la espada de agua y muere.

Después de esto el Príncipe y Kaileena parten hacia Babilonia esperando rehacer sus vidas.


Descripción en este juego:[4]Editar secciónEditar

Aquí vemos al Príncipe consumido por años de angustia y desesperación a parte de verse más bronceado, con nuevos tatuajes y también con el cabello y la barba desordenadas e imparejas, ojeras y también vemos en lo que es su vestimenta una armadura de color marrón muy diferente al primer juego, compuesta por placas la cual le brinda una mejor protección y más movilidad, incluyendo también un pantalón azul y unas botas marrones. En cuanto a su actitud se presenta más violento, más sanguinario, más necio y más maduro. Además ahora es mucho mas hábil en el arte de la lucha pudiendo utilizar dos armas al mismo tiempo de cualquier tipo, combinándolas en impresionantes combos.


En Prince of Persia: Las Dos Coronas[5]Editar secciónEditar

Tras 4 semanas de viaje junto con Kaileena, el Príncipe regresa a Babilonia esperando olvidar todo lo que ha pasado y llevar una vida normal, antes de llegar deja caer el Medallón de Arena al mar, tratando de que también se vayan todos sus recuerdos; pero al acercarse a la ciudad la descubre en llamas y en guerra. Su pequeña embarcación es destruida, y se separan. Kaileena, desmayada, llega a la costa en un lugar diferente al del Príncipe y es capturada por unos soldados.

Llegando a su Palacio a través de la ciudad atacada descubre al Visir quien ahora esta vivo nuevamente junto con su deseo de ser inmortal; el Príncipe se da cuenta que con su hazaña en la Isla los eventos en Azad y en la India nunca sucedieron, mira a Kaileena siendo asesinada por la Daga del Tiempo y así las Arenas son soltadas infectando a todos las personas cercanas incluyendo al mismo Príncipe en su brazo, el Vizir las reúne y se la clava a si mismo con ella, convirtiéndolo en una rara criatura deforme. El Príncipe coge la daga y escapa pero en el camino, la infección el brazo le duele ferozmente y cae al alcantarillado.

El Príncipe despierta en las alcantarillas, y escucha una extraña voz que resulta ser la del Príncipe Oscuro; una oscura y perversa segunda alma de Príncipe, dividida por las Arenas, el Príncipe no lo toma muy amigablemente pero de cierta forma confía en el. El Príncipe Oscuro le explica las posibilidades de su "resistencia" a las Arenas, debido a que no lo infectaron completamente y también le explica quien es y las cualidades de su transformación pero sin decirle sus intenciones.

Tras andar por las calles y techos de Babilonia, el Príncipe encuentra a la princesa Farah quien no lo recuerda. Las acciones del Príncipe, que dejándose guiar por su alter-ego contradicen las ideas de Farah; ella comienza dudar hasta que lo encuentra en su estado transformado, luego critica sus acciones y su comportamiento, deja de confiar en él y sigue su propio camino, pero sus palabras habían hecho efecto en la mente del Príncipe y cuestiona las ideas de su otra alma. Finalmente el Príncipe deja de escuchar a su alter-ego y hace lo que cree correcto, esta nueva actitud convence a Farah de su error sobre el Príncipe, tras haber ayudado a los ciudadanos atrapados en el Taller Real y decide ayudarlo nuevamente, Al llegar a los Jardines Colgantes, Farah es capturada por el Vizir y hace caer al Príncipe a un pozo donde se transforma nuevamente, el Príncipe encuentra la espada de su padre y luego su cadáver, el Príncipe se entristece mucho, pero aceptando lo que hizo, aprende a controlar su infección; sigue su camino hacia parte mas alta de la torre de Babilonia donde enfrenta al Vizir matándolo con la Daga del Tiempo; libera así a Farah, el ejercito invasor del Vizir desaparece y el alma de Kaileena se aparece frente al Príncipe diciéndole que él ya encontró su lugar y que ella buscara el suyo, dejando así el mundo.

Todo parecía terminar pero la oscura mitad del Príncipe lo transporta a el "Reino Mental", un lugar donde se concentran todos los recuerdos del Príncipe, aquí le confesa sus intenciones y su verdadera naturaleza, tratando de conducirlo por un camino deshonesto y malvado; pero Farah llega y le dice que se vaya y que no persiga mas a esa sombra; el Príncipe la sigue dejando a su alter-ego atrás, encerrado en su propia dimensión,

El Príncipe despertó y vio a Farah, ella le pregunta como es que él sabe su nombre, así le cuenta la historia desde el principio.


Descripción en este juego: [6]Editar secciónEditar

Aquí observamos un Príncipe mas calmado tras haber cambiado su destino y no tan violento, su cabello esta mas largo pero mas ordenado, tiene nuevos tatuajes, y un pantalón mas oscuro y otras botas, en el torso tiene la misma armadura pero con un chaleco de tela encima, estas ultimas pierde tras caer al alcantarillado. Mientras esta transformado tiene la piel negra, varias marcas como espirales amarillos en el cuerpo y el cabello se levanta sobre él, en este modo usa su daga-látigo.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar